Características de un buen programa de Evangelismo

El Evangelismo no es un programa, es  el programa ordenado por el Mesías y ejecutado por los apóstoles y la Iglesia Primera. En sus palabras el evangelismo es bien simple: “Ve y diles a los tuyos” y “vayan por todo el mundo y enseñen“.

El programa de Evangelismo debe ser: Bíblico, actual, simple y ejecutable:
1. Bíblico: Bíblico significa que debe estar basado en los principios de la biblia y cumplir la función y los propósitos para los cuales el Eterno creó el Evangelismo.
 
2. Actual: Debe considerar los nuevos desafíos y el contexto actual en el cual se efectúa el Evangelismo
 
3. Simple: Dado que es una tarea que nos toca a todos realizarla y así la diseño el Eterno. El Evangelismo debe ser simple  “tan simple que parezca estúpido”. Todos debemos trabajar el evangelismo como lo que realmente es: un Evangelismo Simple.   
 
El Mesías dice: Yo te alabo,  oh Padre,  Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos,  y las has revelado a los niños.  Sí,  Padre,  porque así te agradó.  De aquí deducimos que quienes estamos en el evangelio somos de mente simple. Así que estas cosas del Reino y el Evangelio son hechas por los simples para los simples. por tanto el Evangelismo simple es el Evangelismo que debemos enseñar. Y así le ha agradado al Padre Eterno.
 
4. Realizable: El mejor programa de Evangelismo es el que logra que todos evangelicen. “Felipe halló a Natanael,  y le dijo: Hemos hallado a aquel de quien escribió Moisés en la ley,  así como los profetas:  a (Yahshua) Jesús,  el hijo de José,  de Nazaret.  Natanael le dijo:  ¿De Nazaret puede salir algo de bueno?  Le dijo Felipe: Ven y ve.”  Felipe solo comenzó a hablar a sus amigos y parientes del Mesías. !El problema mayor del Evangelismo es que no se hace!

 

El programa de Evangelismo debe lograr los siguientes tres objetivos:

1. Trabajar el corazón del Creyente  a fin de producir en él disposición, entrega y amor por las almas perdidas.
2. Eliminar los obstáculos naturales, teológicos y sicológicos. 
3. Entrenar al creyente a fin de cambiar el temor por destreza.

Lecciones para lograr el Objetivo 1: Trabajar el corazón del Creyente  a fin de producir en él disposición, entrega y amor por las almas perdidas.
 
1. El corazón del Creyente y la tarea de evangelización
2. La imperante necesidad del perdido
3. Los mandatos y expectativas. Las promesas de premios y castigos hechas por el Altísimo en relación al Evangelismo.
4. Actitudes propias para el Evangelismo 
 
Lecciones para lograr el objetivo 2: Eliminar los obstáculos naturales, teológicos y sicológicos. 
5. ¿De quién es la obra de la Evangelización?
6. La función real del Evangelista
7. ¿Rechazo por hacer un favor? Manejo del rechazo.
 
Lecciones para lograr el objetivo 3: Entrenar al creyente a fin de cambiar el temor por destreza.
8. Mejores prácticas en el  proceso de la Evangelización.
9. Mejores prácticas de conducta del evangelista al evangelizar.
10. Mejores prácticas en el manejo de obstáculos y objeciones.
11. Practicas en el campo acompañado de un evangelista mentor. Evangelismo práctico. (“Se aprende haciendo””)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: